8/2/17

Cultivo de moho


Para desarrollarse, el moho necesita alimento, humedad, algo de temperatura y poca luz. Sabiéndolo es bastante fácil hacer una práctica de laboratorio como la que han hecho recientemente mis alumnos. Grabé todo el procedimiento con el iPad y luego lo edité en el ordenador con Final Cut Pro Xañadiendo algunos efectos visuales. Aquí está el resultado:

29/1/17

"La caza"



Después de tres meses de abandono total me decido a resucitar el blog con una nueva reseña de una serie documental de la BBC: "La caza".
Siempre he dicho que la cadena británica mantiene un perfecto equilibrio entre la belleza de las imágenes y el contenido que divulga. Esta vez, en cambio, se les ha ido un poco la mano con la espectacularidad. Sin desmerecer las novedosas y bien contadas historias de cazadores y presas que aporta, la cámara se mueve en las persecuciones junto a sus protagonistas, o los observa desde el cielo aportando una perspectiva nueva en el mundo del documental de vida salvaje. Supongo que habrán utilizado drones silenciosos o algo así, no lo sé, echo en falta un making off que acompañe a la serie.
Los siete capítulos son impresionantes, y aunque parezca que la narración pueda resultar repetitiva "éste caza así, este caza asá, éste escapa, éste no..." la verdad es que de principio a fin mantiene la sorpresa y el suspense. Y muy especialmente el último capítulo, dedicado a los esfuerzos que hace el ser humano por salvar a las especies en peligro, sin cargar las tintas con lo mal que está el planeta.
Aquí tenéis el trailer y una escena de peces voladores:


8/10/16

Águila Pescadora


Casi todos los años por estas fechas nos visitan en Plaiaundi las Águilas pescadoras, Pandion haliaetus. No crían aquí, ni pasan el invierno. Sólo hacen escala en su viaje migratorio. Y si tenemos suerte, las podemos ver lanzarse al agua con las patas por delante para sacar un pez enorme. Luego se lo llevan, colocado con la cabeza mirando al frente para minimizar la resistencia del aire, y finalmente se lo comen con tranquilidad en un posadero. Hace unas semanas pude grabar a éstas bajo la lluvia, para que veáis que el mal tiempo no es excusa para quedarse en casa: 



4/10/16

Ósmosis



La práctica de laboratorio que han hecho hoy mis alumnos de 1º de bachillerato ha salido super-bien. Queríamos observar la ósmosis en pétalos de flores bajo el microscopio. Para ello había que obtener dos muestras finas y transparentes del pétalo, una mojarla con agua del grifo y la otra con una disolución saturada de sal (concretamente de cloruro de potasio, KCl). La primera muestra presentaba unas células homogéneamente rosadas, la segunda, aun siendo del mismo pétalo, tenía las células transparentes con una pequeña gotita de un color rojo más intenso. Este fenómeno recibe el nombre de ósmosis: el agua se mueve de donde hay menos sal a donde hay más, atravesando la membrana de las bolsas (llamadas vacuolas) que contienen el pigmento. Por eso en el segundo caso las vacuolas son más pequeñas y de color más intenso: han perdido casi toda el agua y el pigmento ha quedado más concentrado.

1/10/16

La paloma mensajera (2)


Hace años tuve mi primer contacto con una paloma mensajera. Llegó agotada a mi colegio y tras una noche de reposo y tranquilidad retomó su camino. Por eso este verano pensé que iba a ocurrir lo mismo cuando el 2 de julio llegó otra paloma mensajera al balcón de casa. A parte del precioso y bien cuidado plumaje, y el bultito de la base de pico en el que, según tengo entendido, reside su órgano de orientación, lo que nos llamó la atención enseguida fueron las anillas. Así que le dejamos comida para que repusiera fuerzas con la esperanza de que nos abandonara al día siguiente. Pero dos semanas después se había acomodado no sólo a nuestro balcón, sino a las ventanas y balcones de los vecinos también, dejando pruebas de su presencia en todas partes. Así que había que echarla. Por las anillas averiguamos que provenía de Holanda (NL, Netherlands) y que era específicamente una paloma de carreras (por la anilla negra). Me puse a buscar en internet hasta que di con una asociación de colombófilos holandesa. Intercambiamos unos mails y me dieron las señas del dueño: la dirección postal  y un teléfono. Llamé y tuve que dejar un mensaje (en inglés), pues saltaba un contestador automático (en holandés). Y nada, nadie devolvía la llamada, ¿Sería por el idioma?. El caso es que la paloma seguía ahí, repartiendo caquitas entre el vecindario. Hasta en cuatro ocasiones intenté capturarla con una red, pero ni el susto la echaba. Finalmente se metió en la jaula del conejo (otro día os tendré que contar qué hace un conejo en mi balcón) y Mónica, con un hábil movimiento de escoba le tapó la salida.

- ¡Ya está! ¡Le damos unas vueltas en coche para que se maree y la soltamos lejos!

Está visto que nos mareamos más toda la familia que la paloma, pues volvió de nuevo a nuestro balcón. Y a la jaula del conejo, capturada de nuevo y regalada a un colombófilo local, a condición de que no volviera a soltarla. Qué aventura. En las fotos podéis ver de dónde vino y más abajo tenéis un vídeo-resumen de todo lo que os he contado.





21/8/16

Cómo utilizar reclamos para pájaros



Me he tomado la libertad de traducir este artículo de la sociedad americana de ornitología Audubon porque me parece muy interesante para todos los pajareros a los que nos tienta a menudo la utilización de grabaciones de cantos:

La proliferación de aplicaciones de "pajareo" (birding), que reproducen en canto de las aves con tan solo un toque de la pantalla, ha resultado maravillosa para atraer a nuevos pajareros al hobby. Pero estas aplicaciones también han hecho aumentar exponencialmente una práctica muy controvertida: la utilización de los cantos para atraer a los pájaros y que se dejen ver.

La reproducción de sonidos es una de las herramientas más potentes para el observador de aves en el campo. Despertará la curiosidad de cualquier especie en cualquier momento del año, pero funcionará mejor con especies territoriales durante la época de cría. Pájaros que en otras circunstancias serían demasiado tímidos para salir al descubierto pueden ser atraídos por el sonido de un posible rival. Si esta práctica tiene un efecto significativo en las aves no está tan claro.

En esencia, el pajareo molesta a las aves. Cualquier cosa que hagamos tiene un impacto sobre ellas. Pero en algunos casos la reproducción de llamadas y cantos puede ser menos perturbadora que otros métodos de atraer a las aves, a veces menos incluso que sentarse en silencio y esperar a que el pájaro aparezca. Los partidarios de esta práctica aseguran que se reduce la necesidad de entrar físicamente interfiriendo en el hábitat y, además, tiene como objetivo a una única especie.

Por supuesto, otros argumentan que se causa un estrés antinatural en las aves, y que hay por lo menos un estudio que demuestra que puede ocasionar que un macho pierda su estatus ante sus rivales y su pareja. Los investigadores en general coinciden en que los efectos de la reproducción de sonidos no son muy conocidos. De la misma manera que  en otras técnicas de pajareo, se requiere especial cuidado y destreza. Hay que ser consciente y sensible a los hábitos y comportamientos que se quiere provocar.

Cuando uses sonido en el campo, esto es lo que NO debes hacer:

  • El prototipo de mal uso es aquél que va por ahí con el dispositivo reproduciendo el sonido constantemente y a muy alto volumen, o el fotógrafo que enciende su dispositivo en modo continuo y espera a que el pájaro aparezca volando. Esto es ineficaz, innecesario y el tipo de práctica que con mayor probabilidad dañará a las aves y molestará a otros observadores.
  • La reproducción de sonidos y cantos está prohibida en muchos parques y reservas naturales. También es ilegal molestar a especies en peligro o amenazadas. Respetea las reglas.
  • Cualquier impacto negativo que la reproducción de sonidos pueda tener en las aves será mucho mayor en los lugares a los que acuden más observadores. Evita totalmente utilizarlo en estos lugares.
Y aquí tienes cómo hacerlo con responsabilidad y efectividad:

  • Estudia cuidadosamente tu área de trabajo. Si ya has oído o visto al pájaro, considera esos lugares cuando decidas dónde reproducir audio. Tienes que estar en el territorio, o muy cerca, para conseguir una respuesta útil.
  • Elige el sitio y monta el escenario. Deberías reproducir el sonido desde un lugar que ofrezca al pájaro una aproximación cómoda a través de su hábitat, con espacios abiertos, márgenes y perchas salientes en las que se deje ver.
  • Pregunta a tus colegas de afición si alguien tiene alguna objeción a que uses sonidos. Si no la hay, anuncia al grupo cuando empieces (con calma, diciendo "reproduciendo") y mantén el dispositivo por encima de tu cabeza para que todos puedan ver enseguida de dónde viene el sonido.
  • Empieza dándole al play bajo y durante unos pocos segundos (por ejemplo, dos o tres cantos). Deberías empezar con un volumen más bajo que el que te imagines que el pájaro va a producir. Entonces para, observa y escucha.
  • Si no hay respuesta, inténtalo de nuevo con fragmentos de cantos muy cortos, incluso parando a mitad de un canto normal, con el fin de provocar que el pájaro salga al descubierto sin que suponga un reto importante para su autoestima.
  • Si no hay respuesta evidente tras 30 ó 60 segundos, pon otros 15 ó 30 segundos de sonido. Recuerda que el pájaro puede reaccionar acercándose silenciosamente, así que observa la vegetación cuidadosamente en todas direcciones, y atiende también a una posible respuesta de otros machos colindantes.
  • Si todavía no detectas ninguna respuesta, dale al play de nuevo, observa, espera y repite. Pero no mantengas esta actividad más allá de cinco minutos y resiste la tentación de acabar con una prolongada y sonora reproducción del canto. 
  • Espera y repite todo el proceso después de 10-30 minutos. Muchos pájaros permanecerán en silencio inmediatamente después de oír la grabación y empezarán a cantar vigorosamente minutos más tarde. Y es posible que machos de otros territorios hagan lo mismo.
Adaptado de "The Proper Use of Playback in Birding" (El uso apropiado de las grabaciones en pajareo) de David Allen.

24/7/16

Mendixur y Salburua



Una excursión muy recomendable para toda la familia, si no estáis muy lejos de Vitoria, son los humedales alaveses. El pasado jueves visité con un amigo sevillano el parque ornitológico de Mendixur y el parque de Salburua. El primero resultó ser somormujilandia; en la vida había visto semejante cantidad de Somormujos lavancos, Podiceps cristatus. No los conté, pero eran bastantes decenas, fácilmente superarían el centenar. Y lo mejor de todo es que pudimos presenciar cómo algunos adultos alimentaban a sus pollos pese al acoso de las gaviotas, como os muestro en el vídeo de más abajo.
Salburua, además de rutas y observatorios como los de Mendixur, cuenta con un centro de interpretación de la naturaleza, con exposiciones y actividades para niños. Y no son aves todo lo que reluce: a parte de las garzas imperiales, martines pescadores, martinetes, patos colorados y zampullines... también hay ciervos que se dejan ver a distancias muy cortas.

A continuación os dejo algunas fotos, el vídeo del somormujo y mapas de cómo llegar a estos parques:


Martinete común, Nycticorax nycticorax
   

Zampullín común, Tachybaptus ruficollis, merendando
   

Uno de los observatorios de Salburua
  


El vídeo de los somormujos



Cómo llegar al parque ornitológico de Mendixur
   


Cómo llegar al parque de Salburua
  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...